La importancia de la formación en el sector de los cuidados a domicilio

La importancia de la formación en el sector de los cuidados a domicilio
Tabla de contenidos

Compartir la noticia

La formación en el sector de los cuidados se revela, cada vez más, como una necesidad. La población dependiente y mayor de 65 años está creciendo año tras año, por lo que la demanda de personas cuidadoras también lo hace.

Además de estar a favor de la máxima profesionalización de estos trabajadores, también queremos evitar el intrusismo en este perfil laboral. Por eso, valoramos la formación, igual que la experiencia, como clave en la cualificación de una persona cuidadora.

A continuación, te contamos por qué es tan importante contar con los conocimientos adecuados para desempeñar correctamente los cuidados de personas mayores.

 

La profesionalidad como una necesidad

 

Cuando tienes que recurrir a los servicios de una persona ajena para cuidar de tu ser querido, esperas que ésta destaque por su capacidad de llevar a cabo una función que implica una gran responsabilidad. En este sentido, has de tener en cuenta que existe formación reglada para ejercer estas labores.

Te interesa saber que hay titulaciones universitarias y de formación profesional que capacitan para estos puestos de trabajo. Por una parte, se ofrecen títulos que aportan conocimientos generalistas acerca de cómo desenvolverse en el mundo de los cuidados.

Por otra, es posible acceder a cursos específicos sobre enfermedades concretas (cánceres, osteoarticulares, cerebrovasculares…) o aspectos psicológicos relativos a cómo tratar a las personas dependientes y a los mayores.

Por consiguiente, la formación para las cuidadoras puede, perfectamente, tener un componente general imprescindible y ser complementada mediante itinerarios personales específicos de especialización. De este modo, siempre vamos a poder encontrar el perfil profesional que mejor se adapte a nuestras necesidades particulares.

 

La necesidad de reciclar los conocimientos

 

El conocido como Modelo de Atención Centrado en la Persona constituye todo un estándar para el tratamiento de personas dependientes y ancianos. No obstante, la planificación de la calidad de vida que nos proporciona su aplicación no es suficiente para afrontar los nuevos retos de los cuidados a domicilio.

Las necesidades de quienes son cuidados van cambiando, de la misma manera que cambian nuestras sociedades. Por ejemplo, las formas de ocio y las tecnologías ya no son las mismas que hace 20 años. Del mismo modo, las enfermedades también van evolucionando y sucediéndose.

¿Quién nos iba a decir que íbamos a tener que hacer cursos acelerados de cuidados para los tiempos del coronavirus? Este es el mejor ejemplo de la importancia del reciclaje que mencionamos.

 

La adaptación del envejecimiento activo

 

En la línea de lo que hemos comentado, el concepto del envejecimiento activo también se beneficia de la actualización constante de la persona cuidadora. Ésta procurará que el mayor goce de la mayor autonomía posible, dentro de sus limitaciones, pues alcanzarla contribuye a aumentar su autoestima.

Mujer mayor es columpiada por una cuidadora en el parque

Para que esta situación sea viable , es necesario que las personas cuidadoras estén al día en todas las novedades sociales aprovechables para este fin. Ayudar a los mayores a dominar Internet y los dispositivos de comunicación nos viene bien para que estos gocen de una mayor autonomía y seguridad.

 

Formación para encarar los retos con más solvencia

 

Por último, podemos afirmar que una persona cuidadora bien formada afronta su trabajo con una mayor consistencia. No solo está más informada acerca de cómo llevar a cabo los cuidados y tratamientos, sino que también renueva su motivación.

Las personas cuidadoras también requieren asistencia para cumplir con sus funciones. Un apoyo formativo e incluso psicológico les conviene a la hora de evitar, por ejemplo, el síndrome del cuidador quemado. Recordemos que para cuidar a los demás, hay que empezar por cuidarse a uno mismo.

En definitiva, la formación en el sector de los cuidados es un requisito para mejorar la calidad de vida tanto de las personas cuidadas, como de los cuidadores. Hablamos de un proceso que nunca debe detenerse y cuyos beneficios son bidireccionales.

Más noticias

claves para lidiar con el estrés en el trabajo
Formación presencial

5 claves para lidiar con el estrés en el trabajo

Seguramente no exista ningún trabajo sin estrés, pero lo cierto es que algunos exigen de más fortaleza mental y emocional que otros. Sabemos que ejercer

¿Quieres participar en nuestro próximo Webinar?

Suscríbete con tu correo electrónico

— aIUDO FORMACIÓN —

¡Ya estás dentro!

A partir de ahora estarás
informado/a de todo lo relacionado
con Aiudo Formación.

Participa en nuestro
próximo webinar