5 claves para lidiar con el estrés en el trabajo

claves para lidiar con el estrés en el trabajo
Tabla de contenidos

Compartir la noticia

Seguramente no exista ningún trabajo sin estrés, pero lo cierto es que algunos exigen de más fortaleza mental y emocional que otros. Sabemos que ejercer los cuidados no es tarea sencilla y que muchas personas cuidadoras pueden verse desbordadas por situaciones que se escapan a su control. Es por esto por lo que hemos decidido preparar este post en el que compartimos algunas claves para lidiar con el estrés en el trabajo.

¡Continúa leyendo!

Síntomas del estrés laboral

 

Cuidar de una persona mayor durante muchas horas, aunque gratificante, puede llegar a ser una tarea agotadora. Esto se intensifica, sobre todo, cuando el mayor presenta algún tipo de demencia. Si a esta situación le sumamos las dificultades que a veces se presentan a la hora de tratar con los familiares y también las propias cargas y responsabilidades ajenas al trabajo, la persona cuidadora puede llegar a sentir que el estrés le desborda.

Algunas de las causas más frecuentes que pueden provocar estrés en las personas cuidadoras están relacionadas con la carga excesiva de trabajo y responsabilidades. Debe quedar estipulado en el contrato cuáles son las tareas que la cuidadora va a asumir, llegando a un acuerdo entre las partes. La trabajadora no está obligada a realizar más tareas de las que estén definidas en dicho acuerdo.

mujer de pelo afro gritando

Por otra parte, la relación con los familiares del usuario no siempre es tan buena como debería. Sin duda alguna, la familia siempre trata de buscar lo mejor para el mayor, pero debe ser consciente de cómo comunica las cosas. Las faltas de respeto, insultos o amenazas a la trabajadora son completamente inadmisibles y pueden someter a la cuidadora a un elevado nivel de estrés.

También debe procurarse un ambiente adecuado para cuidar correctamente. La realización de tareas peligrosas o en malas condiciones merma la calidad de los cuidados y expone a la empleada del hogar a una situación estresante y perjudicial.

Pero, ¿Cómo saber si se está sufriendo de estrés? ¿Cuáles son los síntomas que provoca? Podemos distinguir síntomas físicos y síntomas cognitivos.

A continuación, se enumeran algunos de los síntomas físicos de estrés más frecuentes:

  1. Tensión muscular.
  2. Dolor de cabeza.
  3. Sensación de agitación y palpitaciones.
  4. Mareo y náuseas.
  5. Molestias estomacales.
  6. Dificultad para respirar con normalidad.

En cuanto a los síntomas cognitivos, podemos destacar:

  1. Constante sensación de preocupación e inseguridad.
  2. Mala autopercepción y negatividad.
  3. Dificultad para concentrarse.
  4. Miedo a la equivocación y a perder el control.

Saber identificar y tratar el estrés laboral y sus consecuencias es sumamente importante. Cuando se pasan por alto las alarmas y no se toman medidas, el estrés podría acabar derivando en ansiedad e incluso en depresión. De hecho, que un trabajador solicite una baja por estrés laboral es algo más frecuente de lo que podría parecer, pues cuando el trabajo te supera y te afecta en otras esferas de tu vida, no cabe duda de que existe un problema.

5 consejos para controlar el estrés en el trabajo

 

Los descansos son importantes

 

Mujer morena acostada en la cama

La persona cuidadora, aunque esté trabajando como interna, necesita tener periodos de descanso para poder ejercer su trabajo adecuadamente. Los descansos ayudan a despejar la mente y a ‘recargar las pilas’. Cosas tan sencillas como dar un paseo o sentarse tranquilamente a tomar un refrigerio, pueden ayudar a la cuidadora a descansar cuando se siente saturada.

Establece los límites

 

torso de mujer con la mano levantada en actitud de 'stop'

Está muy bien dar lo mejor de uno mismo en el puesto de trabajo, pero los límites deben estar fijados previamente. Deben quedar muy claras las tareas a desempeñar en el contrato, precisamente para que todas las partes tengan claro qué se puede esperar y qué no de la relación laboral. Si estos límites no se respetan, la cuidadora, sometida a una carga excesiva, podría dejar el trabajo por estrés.

Mantén una buena comunicación

 

dos mujeres manteniendo una conversación

Si la trabajadora se siente saturada, debe comunicarlo. En ocasiones, el ambiente en el trabajo puede mejorar significativamente cuando se comunican las inquietudes y necesidades. Desde luego, lo peor que se puede hacer cuando se está sufriendo de estrés en el trabajo es aguantar esa situación y optar por callar. Al final, llega un punto en el que todo lo acumulado sale de las peores maneras: trastornos de ansiedad y/o depresión, irascibilidad, mal ambiente laboral, etc.

Pide ayuda

 

sesión de terapia psicológica

No es necesario esperar a que la situación se desborde para pedir ayuda profesional. Acudir al psicólogo a tiempo puede ser muy beneficioso para adoptar las pautas necesarias para hacer frente a una situación de estrés. Sin duda, el tratamiento para el estrés laboral debe pasar por las manos de un experto en salud mental. También es recomendable realizar algún curso de Gestión Emocional de las Personas Cuidadoras, precisamente para aprender estrategias de autocuidado.

Aprende a desconectar

 

mujer tumbada en la cama escuchando música con cascos

No te exijas más de lo que puedes asumir. Aprovecha tus momentos de ocio y descanso para relajarte y hazlo de manera consciente. Trabaja la atención plena para ser consciente de lo que tu cuerpo y mente necesitan. Si estás viendo una película, disfrútala plenamente, tratando de controlar y alejar los pensamientos intrusivos. Si te das un baño relajante, toma consciencia de las sensaciones que te provoca esa experiencia. La clave está en aplacar el ruido mental.

Diferencias entre estrés laboral y burnout

 

¿Cómo puedo saber si sufro de estrés en el trabajo o de burnout? Podemos afirmar que el burnout se produce cuando el estrés se acumula durante un tiempo prolongado, por lo tanto, no puede producirse burnout o síndrome del cuidador quemado sin haber experimentado previamente el estrés. Por el contrario, sí se puede experimentar estrés sin que éste derive necesariamente en burnout.

El síndrome del cuidador quemado es un trastorno que puede influir negativamente en la calidad de vida de las personas que lo sufren. Se caracteriza por una pérdida de interés en las actividades de la vida diaria, episodios depresivos, sentimiento de abandono y de querer tirar la toalla y demás consecuencias emocionales.

Llegados a este punto, es muy importante visitar a un profesional de la salud mental con el que iniciar un tratamiento psicológico, ya que las consecuencias de este trastorno pueden ser muy graves.

Como vemos, sufrir de estrés en el trabajo puede tener implicaciones muy diversas si no se toman medidas a tiempo.

Más noticias

Hombre mayor sobre una esterillo haciendo ejercicio
Patologías

El cuidado holístico en la tercera edad

Cuando los cuidados se ejercen desde el amor, la vocación y la voluntad de ofrecer una atención personalizada y de calidad a la persona mayor

Mujer joven sonriente frente al ordenador
Formación presencial

Certificados de profesionalidad para empleadas del hogar

Un Certificado de Profesionalidad permite acreditar los conocimientos de una persona de manera oficial y le otorga las competencias necesarias para desarrollar una actividad profesional

¿Quieres participar en nuestro próximo Webinar?

Suscríbete con tu correo electrónico

— aIUDO FORMACIÓN —

¡Ya estás dentro!

A partir de ahora estarás
informado/a de todo lo relacionado
con Aiudo Formación.

Participa en nuestro
próximo webinar