¿Cómo relacionarse con una persona con discapacidad visual?

relacionarse con persona con discapacidad visual
Tabla de contenidos

Compartir la noticia

Con la edad, son varias las facultades que se van perdiendo, entra las cuales se encuentra la visión. Esta situación puede complicar notablemente la vida del mayor y es motivo suficiente para que precise de cuidados especializados. Por eso mismo, es muy importante que la cuidadora sepa cómo relacionarse con una persona con discapacidad visual.

El porcentaje de personas con dificultad de visión en España es elevado. Se calcula que aproximadamente un millón de personas tienen algún tipo de discapacidad visual, de las cuales, casi 60.000 son completamente ciegas.

¿Te interesa saber cómo enfocar los cuidados de una persona que sufre de problemas de visión? ¡Continúa leyendo!

¿Cómo interactuar con personas con discapacidad visual?

 

La persona encargada de los cuidados del adulto mayor con dificultades de visión debe tener en cuenta una serie de consideraciones. Para una persona que siempre ha gozado de buena visión, puede ser muy frustrante desarrollar una discapacidad visual, por lo que es necesario manejar este tema con muchísima empatía.

Plano detalle de una mano sujetando un bastón de ciego

6 consejos para tratar con ancianos con dificultad de visión

 

  1. Evita tocarle o agarrarle de repente sin avisarle previamente. Una acción así podría asustarle y provocar una reacción indeseada.
  2. El anciano con discapacidad visual no necesariamente tiene por qué sufrir de sordera. No es necesario alzar la voz por encima de lo normal al comunicarse con él.
  3. Es posible que en muchas ocasiones la persona mayor se sienta triste y desconcertada. Mantener una buena comunicación es indispensable para estar al tanto de sus necesidades.
  4. No hay que infantilizar al anciano o tratarlo como si fuera una persona incapaz.
  5. Al guiar al usuario, hay que prevenirle con antelación de los obstáculos que hay que ir sorteando. No hay que colocarse detrás de él. Es preferible ofrecerle nuestros brazos como agarre por delante.
  6. Para evitar asustarle, es importante avisar al mayor de nuestra llegada y nuestra retirada de las estancias en las que se encuentra.

Se recomienda preguntar al usuario si precisa de nuestra ayuda y estar pendientes por si se encuentra en situación de peligro. Sin embargo, también hay que tratar de potenciar su autonomía, dentro de lo posible, para no agravar su situación de dependencia, ofreciéndole las herramientas necesarias para realizar las actividades del día a día.

Adaptar la casa a las necesidades de la persona con problemas de visión

 

Aunque en el hogar existan elementos estructurales que no podemos eliminar y que actúan como obstáculos que entorpecen el desplazamiento del anciano con problemas de visión, hay ciertas medidas que se pueden tomar para mejorar la calidad de vida del usuario en su casa.

plano detalle de una mopa para fregar el suelo

Iluminación

Las personas con dificultades de visión prefieren la luz natural a la artificial, no obstante, la que entra del exterior puede ser muy intensa a ciertas horas de la mañana. Por eso, es recomendable colocar alguna cortina fina que no deje pasar de lleno toda la luz. También es buena idea colocar en la casa lámparas de luz regulable.

Objetos

Es conveniente retirar de las superficies todos aquellos objetos prescindibles que puedan causar accidentes, que sean demasiado puntiagudos o cuya caída pueda provocar daños. Un consejo es dejar cierto espacio entre los objetos del baño y de la cocina para que el anciano con problemas de visión pueda distinguirlos.

Seguridad

Algunos consejos para evitar accidentes en el hogar son:

  • Fijar las alfombras al suelo con cinta adhesiva.
  • Avisar al anciano de que permanezca sentado cuando se ha fregado el piso.
  • Recoger todos los objetos del suelo que se encuentren en las principales zonas de paso.
  • Mantener las puertas y ventanas o totalmente abiertas o totalmente cerradas.
  • Las sillas deben colocarse pegadas a la pared o bajo la mesa, nunca dispersas por la estancia.
  • Los cajones deben permanecer cerrados.

5 actividades para personas con discapacidad visual

 

Desarrollar una discapacidad visual puede condicionar notablemente la vida del adulto mayor y, por ende, intensificar su situación de dependencia. Por eso, la persona cuidadora debe tratar de estimularle todo lo posible para que su condición no le impida disfrutar del aprendizaje y del tiempo de ocio.

abrazo entre una pareja de ancianos en el campo

Al tratar con personas discapacitadas, la formación para cuidadores cobra especial relevancia, pues ésta permite que los profesionales ejerzan los cuidados de una manera segura y profesional.

A continuación, compartimos 5 actividades que pueden disfrutar las personas con ceguera, a la vez que les permiten desarrollar nuevas capacidades:

  1. Bailar y escuchar música: la música tiene efectos muy beneficiosos sobre el estado anímico de las personas. Si además, se acompaña del baile, la diversión está más que garantizada. Para llevar a cabo esta actividad con seguridad, es conveniente despejar la zona y coger de las manos a la persona mayor al bailar, vigilando que ésta no se tropiece ni se golpee.
  2. Libros para personas con dificultades de visión: una persona mayor, amante de la lectura, que no conoce el braille, puede lamentar ver restringido su acceso a los libros, sin embargo, hoy en día existe una buena alternativa: los audiolibros. Hay muchos sitios web y aplicaciones que albergan audiolibros de todo tipo y que pueden ser una solución para los amantes del saber.
  3. Relacionarse con mascotas: los animales tienen un gran efecto terapéutico y está demostrado que convivir con ellos es beneficioso en la tercera edad. Además, ayudan a combatir la soledad no deseada en el anciano. Quizás un gato sea la mejor opción para una persona con ceguera, por su pequeño tamaño y porque no precisa de paseos en el exterior como los perros.
  4. Reconocer figuras por medio del tacto: esta sencilla actividad es ideal para potenciar la percepción táctil del adulto mayor, algo importante para fomentar su autonomía.
  5. Socializar: la discapacidad visual no tiene por qué terminar con las relaciones del mayor. La persona cuidadora debe motivarlo para socializar, charlar y pasar tiempo con personas conocidas y con familiares.

Sin duda, afrontar los cuidados de una persona con problemas de visión es todo un reto, pero no cabe duda de que contribuir a la mejora de su calidad de vida es algo muy gratificante. Tomando una serie de consideraciones, la persona cuidadora podrá ejercer los cuidados con conocimiento y seguridad.

Más noticias

claves para lidiar con el estrés en el trabajo
Formación presencial

5 claves para lidiar con el estrés en el trabajo

Seguramente no exista ningún trabajo sin estrés, pero lo cierto es que algunos exigen de más fortaleza mental y emocional que otros. Sabemos que ejercer

¿Quieres participar en nuestro próximo Webinar?

Suscríbete con tu correo electrónico

— aIUDO FORMACIÓN —

¡Ya estás dentro!

A partir de ahora estarás
informado/a de todo lo relacionado
con Aiudo Formación.

Participa en nuestro
próximo webinar